¿Cómo ahorrar energía en casa?

27/01/2020
¿Cómo ahorrar energía en casa?

Aquí tienes los trucos más eficaces para ahorrar energía en casa. 10 pequeños trucos para subir la cuesta de enero y para ahorrar todo el año, ¡no te los pierdas!

1. Energía inteligente

El ahorro de energía es un aspecto clave a la hora de minimizar los gastos domésticos. La energía supone casi una quinta parte del gasto de tu hogar, por eso es importante estar atento a cualquier pequeño detalle relacionado con este aspecto. Hablamos de lavadoras, secadoras, microondas, ordenadores o plataformas televisivas. Cualquier aparato electrónico que esté enchufado a tu corriente supone un gasto. Si no los necesitas, ¡desenchúfalos!

2. Frío y calor

En un país como España donde el invierno es frío y el verano, según la zona, demasiado caluroso, los gastos en aire acondicionado y calor son también una importante fuente de gasto. Para ello te recomendamos aislar bien tu hogar. Esto puede suponer tapar las rendijas de las puertas y ventanas, y por supuesto, hacer lo mismo en balcones y terrazas interiores. Además si hablamos de calefacción, siempre será mejor mantener una temperatura que estar dando fuertes “acelerones” a tus radiadores.

3. Viste tu hogar

Puede parecer insignificante, pero poner persianas, cortinas o alfombras puede ayudar, y mucho, a mantener la temperatura en tu casa, tanto en invierno como en verano. No hace falta que gastes grandes cantidades de dinero y puede suponer un pequeño ahorro económico y una ayuda más en el ahorro de energía.

4. El agua, fría por favor

Si eres de los que pones 1 lavadora diaria debes saber dos cosas, la primera es que la lavadora supone un gran gasto energético y la segunda es que el agua caliente es otro aspecto fundamental en el ahorro de energía doméstica. Por eso si pones lavadoras de forma habitual, intenta que sea con agua fría. Lo notarás en la factura final y tu cartera lo agradecerá.

5. La luz al final del túnel

Si quieres ver la luz al final del túnel de lo económico, apaga las luces. Suena contradictorio pero es una realidad incontestable. Si decíamos que la energía del hogar supone un 20% del gasto, la luz también tiene una importante culpa de tus recibos a final de mes. Intenta sólo usar la luz de la habitación en la que estés. Abre las cortinas, sube las persianas y si es preciso, adecúa tu estilo de vida a las horas de mayor luz. No se trata de vivir a oscuras, simplemente adecuarse a un gasto más económico.

6. Canta, pero fuera de la ducha

A todos nos gusta sentir el agua durante largos minutos y darse una ducha bien caliente, especialmente en los días más fríos. Pero si reduces tus duchas al mínimo, también reducirás tus facturas al mínimo. Piensa que el agua caliente es uno de los gastos más habituales, tanto para la lavadora como hablábamos antes, como para nuestros quehaceres diarios.  Por lo que si te apetece cantar, nadie te lo podrá impedir, pero hazlo fuera de la ducha…¡Aunque sea sólo por tu factura!

7. Pasito a paso, llegarás al ahorro

Como has visto, se trata de una suma de pequeños factores que pueden hacer que tu gasto a final de mes se reduzca drásticamente. También recuerda que en Creditstar, te damos todas las facilidades para solicitar un préstamo inmediato si así lo quisieras. Aunque estamos seguros de que con estos consejos podrás hacer frente a tus facturas sin problema. Y así, el día que necesites un minicrédito online será para disfrutar de un coche nuevo, de una moto, una bici o un viaje en pareja. Recuerda que la mejor forma de llegar hasta tu ahorro, es pasito a paso.

×